Top
Las verdades y las mentiras del botox – Blonde is in the air
fade
3943
post-template-default,single,single-post,postid-3943,single-format-audio,admin-bar,no-customize-support,eltd-core-1.1.1,flow-ver-1.3.6,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,no-js

Las verdades y las mentiras del botox

Hola blondeners!!! Aquí tenéis el último programa de Bizkaia Chic en Hoy por Hoy @radiobilbao. La dermatóloga y gerente de la clínica, Dermitek, Nerea Landa, nos desvela las verdades y las mentiras asociadas al botox.

 

 

El botox es el aliado de las famosas?

La doctora nos explica que esta tóxima butolímica actúa como un paralizador de nuestra musculatura. Pero, uno de los mayores miedos, el quedarse sin expresividad -o cara de muñeca de cera-, dice no darse con esta sustancia médico-estética. Al botox se le asocia muchas malas prácticas de cirugía y rellenos, pero no es el culpable de rostros desconocidos como Nicole Kidman. Los resultados son inmediatos, con mejoras en la parte de la frente, el ceño, los párpados y las patas de gallo. Unos seis meses de efecto, pero pasado ese tiempo todo vuelve a su ser original. Si dispones de 600 euros cada medio año, el botox puede ayudar a quitarte años de encima. De lo contrario, aprenderemos a vivir con nuestra cara, e intentar llevar una vida equilibrada. Eso es lo que más ayuda.

Según la doctora Landa la edad del botox son los 40 años. Y sí tiene un componente de enganche debido a verse bien frente al espejo y querer repetir esa misma imagen siempre. Es una práctica indolora y lo más importante es acudir a un profesional para que te inyecte la toxina adecuada y el número de dosis indicado para conseguir efectos desde la primera sesión.

El botox es una técnica que no se utuliza en exclusiva para el rostro, siendo este el más común, sino también para otras partes del cuerpo. Para eliminar la sudoración, esta tóxina es la más empleada, con efectos exitosos. Eso sí, quien prueba el botox nunca va a confesar que lo lleva puesto. Es como la edad, no está bien preguntar.

No Comments

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas